Cómo definir el público objetivo del video para tu empresa

Como ya habíamos comentado en el post anterior, uno de los errores más comunes cuando queremos realizar un video para nuestra empresa es pensar que éste puede ser para todo público. Es el sueño de todo cliente y lo entiendo, un video es una inversión grande, no sólo de presupuesto, si no también de tiempo del personal y recursos de la empresa. Por eso, para que toda esa inversión de tiempo y dinero rinda frutos es importante que sepas bien cómo puedes definir el público objetivo del video para tu empresa.

Para poder hacerlo, lo mejor es contar con un estudio de mercado que indique quienes son los clientes de tu empresa o el público objetivo de tu institución. Definir si son más hombres o mujeres, el rango de edad en el que se encuentran, el distrito en que viven, el nivel educativo con el cuentan, etc. Identificar tu público considerando estas variables nos dará una primera aproximación para identificar nuestro público objetivo.

Ahora, vamos a pasar segmentar ese público identificando de acuerdo a su disposición para adoptar ideas innovadoras. Así, encontraremos 5 nuevos grupos:

Los innovadores, aquellos que siempre están atentos a las ideas novedosas, a los nuevos servicios y productos y están dispuestos a probarlos. Son los que quieren probar tu idea, tu producto o servicio antes que nadie. Piensa en las primeras personas que compraron los televisores plasma cuando costaban 10 veces lo que cuesta uno hoy.

Los primeros adoptantes, son aquellos que la piensan un poco más que los innovadores, pero que están dispuestos a tomar el riesgo y probar algo nuevo.

La mayoría precoz y la mayoría tardía sólo adoptarán tu idea o probarán tu producto o servicio cuando los innovadores y primeros adoptantes emitan sus opiniones.

Y, finalmente, tenemos a los conservadores que son los que cederán sólo cuando no les quede otra. Piensa en los que dejaron de comprar reproductores de VHS sólo porque los dejaron de vender en las tiendas y ya no podían reparar e el suyo porque no se fabricaban más repuestos.

Estos cinco públicos, se distribuyen de la siguiente manera:

Como puedes ver, la mayor parte de la gente se encuentra en el medio, entre la mayoría precoz y la mayoría tardía. Instintivamente pensarás que lo mejor es apuntar a ese público porque es el más grande. Pero, eso es lo que piensa todo el mundo y ese es hace grupo al que todos se dirigen. Así que ya te imaginas que pasaría si tu también quieres dirigirte a ellos: no te van a escuchar, no le van a prestar atención a tu video.

Pero no te desanimes, hay alguien que sí está dispuesto a escucharte: “la gente que asume riesgos y difunde ideas en la izquierda de la curva está dispuesta a escucharte.” (Godin, Seth. 2000, p. 47). Ahí está el público del video para tu empresa: los innovadores y  los primeros adoptantes. Y lo interesante es que la gran mayoría precoz y tardía está atenta a ellos, a sus reacciones, opiniones y decisiones. Si a ellos los convences, conquistarás al resto, o mejor dicho, ellos te ayudarán a conquistarlo.

Ahora que ya sabes quienes son, lo que te toca es averiguar qué es lo que les motiva, qué es lo que les podría interesar de tu producto, tu servicio o idea porque sólo te prestarán atención si en el video de tu empresa o institución les hablas a ellos y sus intereses. El cómo y la creatividad para decirlo déjasela a tu productora audiovisual, ellos convertirán tu mensaje en un video creativo y entretenido que llevará tu idea más allá.

Dante Luza, Director de MAIA films